Día Internacional del Medioambiente

partir de 1973, cada 5 de junio todos los habitantes de la tierra tenemos un día para celebrar, reflexionar y llevar a cabo medidas de acción sobre el medioambiente, su cuidado y las repercusiones que nuestras actividades cotidianas y de recreación tienen en la composición natural de nuestro planeta. El año anterior, exactamente el 15 de diciembre de 1972, la Asamblea General de la Naciones Unidas había declarado el 5 de junio como día mundial del medioambiente. La razón que motivó la elección de esta fecha la encontramos en que, pocos meses antes, ese día había sido escogido para inaugurar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, la que a su vez fue el origen del PNUMA, organismo que refleja las preocupaciones que los países miembros de la ONU comenzaron a tener por el medioambiente en esta época. Desde entonces, las condiciones medioambientales de nuestro hábitat sólo parecen haber empeorado, sin embargo, nunca como hoy tantas organizaciones e iniciativas ciudadanas han estado involucradas en la preocupación sobre la salud, la conservación y el buen trato al medioambiente, aunque claro, toda esta acción todavía está lejos de ser suficiente.

El hombre es a la vez obra y artífice del medio que lo rodea, el cual le da el sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse intelectual, moral, social y espiritualmente. En la larga y tortuosa evolución de la raza humana en este planeta se ha llegado a una etapa en que, gracias a la rápida aceleración de la ciencia y la tecnología, el hombre ha adquirido el poder de transformar, de innumerables maneras y en una escala sin precedentes, cuanto lo rodea.

Las Naciones Unidas, conscientes de que la protección y el mejoramiento del medio humano es una cuestión fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero,

Día Mundial del Medio Ambiente. La celebración de este día nos brinda la oportunidad de ampliar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas y de las colectividades inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y la mejora del medio. Este día ha ido ganando relevancia desde que comenzó a celebrarse en 1974 y, ahora, es una plataforma mundial de divulgación pública con amplia repercusión en todo el globo.

 

«Conectar a las personas con la naturaleza»

Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza entorno a un tema y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. El tema de 2017 se centra en la conexión de las personas con la naturaleza, y nos anima a que salgamos al aire libre y nos adentremos en la naturaleza para apreciar su belleza y reflexionar acerca de cómo somos parte integrante y lo mucho que de ella dependemos. Nos reta a descubrir maneras divertidas y apasionantes de experimentar y promover esa interrelación.

Miles de millones de habitantes de zonas rurales en todo el mundo pasan su jornada diaria «en conexión con la naturaleza» y son plenamente conscientes de que dependen del suministro de agua natural y de que la naturaleza les provea de su modo de subsistencia gracias a la fertilidad del suelo. Estas personas son quienes sufren primero las amenazas que los ecosistemas afrontan, ya se trate de la contaminación, del cambio climático o de la sobreexplotación.

Por lo general, es difícil asignar un valor monetario a los dones de la naturaleza. Como ocurre con el aire limpio, no solemos apreciarlos hasta que pasan a ser un bien escaso. No obstante, los economistas están desarrollando maneras de medir el valor multimillonario de los denominados «servicios de los ecosistemas», que abarcan desde la actividad de los insectos cuando polinizan los árboles frutales, hasta los beneficios espirituales, para la salud o recreativos que aporta practicar senderismo.

 

 

Canadá, país anfitrión

El país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, donde tienen lugar las celebraciones oficiales, varía anualmente. Este año es Canadá.

Su espectacular y variado patrimonio natural es motivo de orgullo e identidad para los canadienses. Esta abundancia de recursos naturales, asimismo, sustenta la prosperidad económica del país —a través tanto del turismo como de su uso sostenible—, la salud y el bienestar de sus 36 millones de habitantes.

El Día Mundial del Medio Ambiente ocupará un lugar destacado en las celebraciones de su 150º aniversario. Como parte de los festejos, el Canadá está ofreciendo entradas gratuitas a sus parques nacionales a lo largo de 2017.

¿Quieres saber más sobre el país anfitrión?.

 

El medio ambiente y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible Documento PDF declara nuestra determinación para «garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales». En concreto, los objetivos 14 y 15 se centran en la conservación de los ecosistemas marinos y terrestres, así como en el uso sostenible de estos recursos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *